Home | Centinela del matrimonio y la familia | Recomendaciones para un año escolar exitoso

Recomendaciones para un año escolar exitoso

Terminadas las vacaciones de verano, se inicia un nuevo año escolar, algunos niños y  adolescentes retoman el ritmo de su proceso educativo, otros ingresan por primera vez  o son nuevos en el centro educativo, porque han sido promovidos o cambian de residencia, en cualquiera de los casos, el  niño necesita  tiempo para adaptarse  a su nueva rutina cuando llega a un centro  educativo. Tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para facilitar ese proceso  será de utilidad, sin olvidar que el  tiempo  de adaptación varía de un niño a otro.

  1. Asegurase de que su hijo  se duerma temprano, para que pueda despertar  con  tiempo suficiente para prepararlo y haya descansado lo necesario para tener energía.
  2. Deje todo organizado por las noches ( Mochila, lonchera, meriendas, mesadas, desayuno)
  3. Llegue al centro temprano para que tenga tiempo de una despedida adecuada de sus hijos.
  4. Hable en tono motivador sobre su escuela o guardería.
  5. Dialogue con sus hijos  sobre lo que hicieron  cada día.
  6. En las primeras semanas recójalo lo más temprano que le sea posible (en caso de los más pequeños que van a estancias infantiles.
  7. Dialogue con la educadora  encargada del grupo sobre los gustos e intereses de su hijo
  8. A los pequeños que van por primera vez al centro educativo, Permítale algún juguete u  otra pertenencia que le dé seguridad.
  9. Incentive la socialización de sus hijos con otros niños, si hace amigos será una mayor motivación para volver a clases.
  10. Esté pendiente de sus asignaciones para el hogar y facilite los materiales necesarios para que se mantenga al día con sus tareas.

Si cada padre, madre o tutor, se involucra en el proceso de estudios de los hijos, se garantiza el éxito de cada ano escolar desde el hogar. Además es muy importante mantener comunicación con los educadores, conocer los compañeros de sus  hijos, saber el horario de salida   y asegurarse de que estén asistiendo regularmente a sus clases.

Por: Claribel Madera
Psicóloga Clínica