Home | Un invitado para Centinelas | Novena a la Virgen de la Altagracia: tercer día

Novena a la Virgen de la Altagracia: tercer día

Lunes 14
María y la enseñanza de la fe
“Desde ahora me felicitarán todas las generaciones” (Lc 1,48b)
Dedicado a los Obispos y a los catequistas

1.- Orientaciones para este día

En este día queremos destacar la imagen de María y la transmisión de la fe, la enseñanza cristiana y la catequesis. Nuestros obispos como maestros de la Palabra tienen una

especial misión de enseñar para despertar y hacer crecer la fe. Así que conviene destacar la misión del obispo del lugar.

2.- Entronización de la imagen de la Altagracia y de las Sagradas Escrituras

En un altar decorado con manteles, flores y luces entronizar el cuadro de La Altagracia y la Biblia. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

(Se trae en procesión la Virgen con cantos marianos y a la Palabra)

3.- Motivación

Con esta Novena de Nuestra Señora de la Altagracia iniciamos en toda la República Dominicana la Segunda Etapa del Plan Nacional de Pastoral cuya visión de futuro es que el pueblo de Dios testimonie, proclame, celebre su fe en Jesucristo, integrado en familias y pequeñas comunidades misioneras, contribuya a la vivencia de los valores cristianos en las personas, las familias y la sociedad para hacer visible el Reino de Dios.

Comenzamos este camino de fe con el Año de la Palabra con su hermoso lema: “Dichosos los que escuchan la Palabra y la cumplen” (Lc 11, 28). En nuestro tercer día de la novena a la Virgen de La Altagracia vamos a reflexionar y orar acerca de María y la enseñanza de la fe por medio de la escucha de la Palabra. Como hemos estado meditando estos días ante la Palabra María nos enseña a estar atentos a su escucha y prontos para anunciar lo que hemos escuchado por medio de la evangelización. Esa actitud es la que genera en las personas la fe. Porque la fe nace de haber escuchado la Palabra, de la predicación (Rm 10,17). Esa transmisión de la fe la recibimos gracias a la misión de los maestros de la fe, nuestros obispos, que son los primeros a quienes el Señor les ha dado esta misión obligación de despertar la fe.

Nuestros catequistas se encargan de que la chispa de fe que se ha encendido al oír hablar de Jesús se vaya ensanchando y creciendo hasta iluminar toda nuestra vida e informar o dar claridad a todas nuestras decisiones, acciones y determinaciones. María es madre de la fe porque nos despierta y hace nacer a la fe.

4.- Oración inicial

Padre te tamos gracias por María, la Gracia más Alta nos ha sido dada
en ella, Jesucristo, tu Hijo, la Palabra encarnada. Continúa en nosotros la
profundización en sus misterios, ayúdanos a comprender más y mejor tu
mensaje de salvación. Fortalece la misión de nuestros maestros de la fe,
obispos y catequistas, y toda tu Iglesia, para que el conocimiento de tu Hijo
haga brillar la fe del pueblo Dominicano. Amén.

5.- Lectura de la Palabra: Romanos 10,8-17

Mas, ¿qué dice? CERCA DE TI ESTÁ LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZÓN, es decir, la palabra de fe que predicamos: que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo; porque con el corazón se cree para justicia, y con la boca se confiesa para salvación. Pues la Escritura dice: TODO EL QUE CREE EN ÉL NO SERÁ AVERGONZADO. Porque no hay distinción entre judío y griego, pues el mismo Señor es Señor de todos, abundando en riquezas para todos los que le invocan; porque: TODO AQUEL QUE INVOQUE EL NOMBRE DEL SEÑOR SERÁ SALVO. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no son enviados? Tal como está escrito: ¡CUAN HERMOSOS SON LOS PIES DE LOS QUE ANUNCIAN EL EVANGELIO DEL BIEN! Sin embargo, no todos hicieron caso al evangelio, porque Isaías dice: SEÑOR, ¿QUIÉN HA CREÍDO A NUESTRO ANUNCIO? Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo. Palabra de Dios.

6.- Compartir la Palabra

¿Qué hace en nosotros la escucha de la Palabra? ¿En María cómo ha sido esa escucha ¿Puedes contarnos alguna experiencia de alguien que haya despertado a la fe por tu predicación o testimonio acerca de Jesús? ¿Se puede considerar a María como una predicadora? ¿Cuál es tu experiencia con los que te han enseñado la fe?

7.- Mensaje de hoy

El propósito de toda predicación es movernos a la fe, hacer que nos identifiquemos con la Palabra, haciéndola nuestra y apegándonos a lo su invitación de amor. Eso fue lo que hizo María, se dejó configurar por la Palabra, así nosotros cuando la escuchamos. Renovemos en este día nuestro compromiso con la transmisión de la fe por medio de la predicación poderosa y alegre de la Palabra de Dios, para también nosotros hacer nacer a Cristo en los demás.

8.- Oración con La Palabra: predicación y testimonio de fe

Miremos el cuadro de La Altagracia y descubramos elementos necesarios para una buena predicación, para una enseñanza que despierte la fe de las gentes.

9.- Compromiso comunitario

Compartir en tu casa con tu familia la lectura Bíblica de hoy o de mañana.

10.- Oración final

Juntos recemos esta Oración por nuestro Plan Nacional de Pastoral: Padre Santo, a Tí que quieres que todos los hombres y mujeres se salven y conozcan la verdad por medio de Jesucristo, tu Hijo amado y Señor nuestro, de quien nos hiciste discípulos misioneros te pedimos que renueves en tu Iglesia que peregrina en la República Dominicana el don del Espíritu Santo para que con alegría y valentía testimoniemos, proclamemos, celebremos nuestra fe en El e integrados en familias y pequeñas comunidades misioneras, contribuyamos a la vivencia de los valores cristianos en las personas, las familias y la sociedad para hacer visible tu Reino. Amén

(Se canta el Magnificat concluyendo con el Padre nuestro y el ave María).

Si se está celebrando la Novena en el sector se concluye con Cantos alegres a la Virgen y se sale en procesión con la Virgen y la Biblia por el sector con cantos misioneros y a la Palabra.