Home | Un invitado para Centinelas | Novena a la Virgen de la Altagracia: cuarto día

Novena a la Virgen de la Altagracia: cuarto día

Resultado de imagen para virgen de altagracia

Martes 15
María corredentora de la Creación, Primera Palabra de Dios
“…porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre
es santo” (Lc 1,49b)

Dedicado a las comunidades y a los maestros

1.- Orientaciones para este día

Poner el énfasis en que la creación ha sido el primer gesto con el que Dios nos habló, el hecho primordial que sembró en la inteligencia humana la idea de que un mundo tan maravilloso y ordenado tendría que ser obra de una inteligencia mayor: Dios. Prestar interés a los maestros que nos inician en el conocimiento básico de la naturaleza y el mundo. Decorar el lugar con elementos que evoquen la creación.

2.- Entronización de la imagen de la Altagracia y de las Sagradas Escrituras

En un altar decorado con manteles, flores y luces entronizar el cuadro de La Altagracia y la Biblia. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

(Se trae en procesión la Virgen con cantos marianos y a la Palabra).

3.- Motivación

Con esta Novena de Nuestra Señora de la Altagracia iniciamos en toda la República Dominicana la Segunda Etapa del Plan Nacional de Pastoral cuya visión de futuro es que el pueblo de Dios testimonie, proclame, celebre su fe en Jesucristo, integrado en familias y pequeñas comunidades misioneras, contribuya a la vivencia de los valores cristianos en las personas, las familias y la sociedad para hacer visible el Reino de Dios.

Comenzamos este camino de fe con el Año de la Palabra con su hermoso lema: “Dichosos los que escuchan la Palabra y la cumplen” (Lc 11, 28). La Creación es la primera gran Palabra de Dios para la humanidad. Todas las creaturas nos hablan de Dios. La naturaleza ha sido y sigue siendo nuestra maestra y nuestra madre, haciéndonos comprender la vida y sus maravillosas interrelaciones para mantener vigente y permanentemente vivo nuestro planeta y su relación con los astros y todo el universo. María es madre y corredentora nuestra y de toda la creación. Ella es la nueva Eva que nos impulsa a nueva relación con la Madre Naturaleza. Alabemos con todas las creaturas a Jesús Palabra eterna del Padre, nuevo Adán en quién todas las cosas han sido hecho nuevas (Ap 21,5).

4.- Oración inicial

Señor Jesús, Rey del Universo, que haces nuevas todas las cosas por tu
Palabra, danos saber amarte presente en toda la creación redimida por Ti y
hecha parte de la única familiaridad universal que cosiste en darle gloria y
honor a tu Padre celestial. Que los hombres y mujeres de la tierra amando
la naturaleza seamos abrazados en la naturaleza eterna en la que resides
junto al Padre y al Espíritu Santo. Amén.

5.- Lectura de la Palabra: Génesis 1

Leer el primer capítulo de la Biblia (Génesis 1). Se hace una primera lectura en voz alta para todos y luego todos hacen una relectura personal de ese mismo texto.

6.- Compartir la Palabra

¿Si nadie nos hablara de Dios, hubiéramos podido saber acerca de Él? ¿Crees que la naturaleza nos hace pensar en Dios y por qué? ¿Has usado algún ejemplo de la naturaleza para explicar algo? ¿Qué cosas nos está diciendo la naturaleza hoy acerca de Dios y de los hombres? ¿Estamos escuchando la naturaleza? ¿Qué podemos hacer para respetar la naturaleza y para evangelizar a través de ella? ¿Qué puedes decir del texto de Génesis cuando Dios hablaba?

7.- Mensaje de hoy

La naturaleza, la creación es la primera gran Palabra de Dios. Cada palabra pronunciada por el Creador tiene el poder de realizar lo pronuncia o dice. Es poder de la Palabra para crear, hacer, construir. Basta que Dios lo pronuncie para que cree algo. Así nosotros en la creación vemos esa impronta, esa huella o marca dejada por la Palabra poderosa de Dios. Quienes nos acogemos a esa Palabra que es Cristo, nos hacemos también creaturas nuevas junto con Él y con María, los artífices de la humanidad nueva. También nuestra palabra humana alimentada por la Palabra Divina produce en nosotros y el mundo toda suerte de obras buena cuando son palabras edificantes (Ef 4,29).

8.- Oración con La Palabra: Creaturas

Contemplemos en el cuadro de La Altagracia las estrellas que nos hablan de dos realidades, el firmamento origen visible de la luz y la tierra lugar iluminado por esta luz. Si las estrellas iluminan que harían las demás criaturas. Hagamos luego el cántico de Daniel alternándolo en dos grupos o coros, para responder o de manera personal.

Criaturas del Señor, bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.
Ángeles de Dios, bendecid al Señor,
cielos bendecid al Señor.

Aguas del espacio, bendecid al Señor,
ejércitos del cielo, bendecid al Señor.
Sol y luna, bendecid al Señor,
astros del cielo, bendecid al Señor.

BENDIGA LA TIERRA A SU SEÑOR
Y LO ENSALCE POR TODOS LOS SIGLOS.

Lluvia y rocío, bendecid al Señor,
vientos, bendecid al Señor.
Fuego y calor, bendecid al Señor,
fríos y heladas, bendecid al Señor.

Rocíos y nevadas, bendecid al Señor,
témpanos y hielos, bendecid al Señor.
Nieves y escarchas, bendecid al Señor,
noches y días, bendecid al Señor.

Luz y tinieblas, bendecid al Señor,
rayos y nubes, bendecid al Señor.
Montes y cumbres, bendecid al Señor,
frutos de la tierra, bendecid al Señor.

Hijos de los hombres, bendecid al Señor,
bendiga Israel a su Señor.
Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor,
siervos del Señor, bendecid al Señor.

9.- Compromiso comunitario

Traer y aprender para el día de mañana una hoja con las 10 frases bíblicas que más le gustan o le llaman la atención.

10.- Oración final

Juntos recemos esta Oración por nuestro Plan Nacional de Pastoral: Padre Santo, a Tí que quieres que todos los hombres y mujeres se salven y conozcan la verdad por medio de Jesucristo, tu Hijo amado y Señor nuestro, de quien nos hiciste discípulos misioneros te pedimos que renueves en tu Iglesia que peregrina en la República Dominicana el don del Espíritu Santo para que con alegría y valentía testimoniemos, proclamemos, celebremos nuestra fe en El e integrados en familias y pequeñas comunidades misioneras, contribuyamos a la vivencia de los valores cristianos en las personas, las familias y la sociedad para hacer visible tu Reino. Amén

(Se canta el Magnificat concluyendo con el Padre nuestro y el ave María).

Si se está celebrando la Novena en el sector se concluye con Cantos alegres a la Virgen y se sale en procesión con la Virgen y la Biblia por el sector con cantos misioneros y a la Palabra.

Imagen relacionada