Home | Centinela de la sociedad | La Ideología de Género: Impacto Cultural

La Ideología de Género: Impacto Cultural

Resultado de imagen para ideologia de genero

Por Licdo. José Gabriel Santana

Lo primero que tenemos que tener presente es lo que afirma el Papa Emérito Benedicto XVI “Los mártires de la sociedad actual, son aquellos que se arriesgan hablar de la ideología de género”. Por la razón, que este tema es un poco difícil de desarrollar, ya que estamos en un mundo en donde esta manera de pensar está inmersa en la política, en la economía, y en todos los extractos sociales.

La ideología de género, sabe cómo utilizar el lenguaje y manipularlo, hacer que la palabra signifique lo que no es. Además,  ha venido al mundo y ha causado una revolución cultural, puesto que, descarta la naturaleza humana como criterio fundamental para el ser humano. Lo que da pie a que el hombre se guie por sus propios caprichos, naciendo con esto una nueva imagen del ser humano, que busca eliminar a Dios.

Quienes son partidarios de esta corriente, imponen al mundo contemporáneo, una separación del sexo y del género. El sexo se reduce a lo puramente biológico; se separa de la persona y de la corporeidad sexuada, ya que se toma irrelevante a la identidad. En cambio, el género como identidad; es la construcción social e histórica y está sujeta la preferencia individual. “Se nace hembra o varón, pero la ideología afirma que en un momento determinado,  se puede  optar libremente”.

Frente a esta propuesta ideológica, la Hna. Virginia Perera afirma que debemos valorar  la dignidad de cada ser humano y lo explica tomando como texto base “La Teología del Cuerpo” de san Juan Pablo II. Afirmaba que lo primero que el hombre ha de tener es un respeto a su propia naturaleza, ya que es la columna de la humanidad. Por tanto, “Todo ser humano tiene dentro de sí un principio, que no le viene de afuera, sino que es pensado por un ser superior a nuestra propia naturaleza. Por esto, no somos nadie para profanar nuestro cuerpo, ya que este posee una dimensión espiritual. Nuestra corporeidad está llamada a la santidad”.

Se sabe que el hombre y la mujer son iguales en dignidad, pero diferentes en su corporeidad y en sus actitudes. La ideología de género aspira a lo neutro, en donde no haya diferencia entre el hombre y la mujer; olvidándose que la complementación de un sexo a otro, es una riqueza para la humanidad.

En conclusión, el hombre y la mujer son una bendición de Dios, de ellos nacen los hijos. La mujer alcanza su máxima expresión en la maternidad y el hombre está llamado hacer hijo ante Dios y padre ante las creaturas, se complementa en la paternidad.

Imagen relacionada