Home | Centinela del matrimonio y la familia | La comunicación en la familia

La comunicación en la familia

Licda. Reyna Claribel Madera

Saludos apreciados lectores:

Como centinelas de la familia aprovechamos este mes de noviembre, mes dedicado a la familia, para tratar un tema de gran interés y que ocasiona la mayor cantidad de los conflictos que se pueden experimentar en el ambiente familiar. Se trata de la comunicación.

La palabra comunicar es un término de uso habitual en nuestro idioma y el cual solemos aplicar en diversos contextos. Con frecuencia se considera que hablar es sinónimo de comunicación, sin embargo, el mero hecho de pronunciar palabras y transmitir sonidos no cumple con el verdadero propósito de la comunicación, que se centra en: establecer un lazo entre el que envía un mensaje y aquel que lo recibe.

Resultado de imagen para buena comunicacion en la familiaEl desarrollo de procesos y formas de comunicación dentro de la familia, juega un papel vital en el establecimiento de relaciones significativas para quienes conviven en el núcleo familiar.  El uso inadecuado de las redes sociales y los equipos tecnológicos, han debilitado el contacto familiar y el fortalecimiento de los vínculos afectivos que se consolidan con abrazo, miradas, contacto y comunicación cara a cara.

Por otro lado, el estrés, que produce la vida moderna y la carga laboral de todos los miembros de la familia hace que la comunicación no se dé con la frecuencia, tiempo y formas recomendadas.

Con gran sapiencia nos dice el papa Francisco: “El diálogo es una forma privilegiada e indispensable de vivir, expresar y madurar el amor en la vida matrimonial y familiar. Pero supone un largo y esforzado aprendizaje. Varones y mujeres, adultos y jóvenes, tienen maneras distintas de comunicarse, usan un lenguaje diferente, se mueven con otros códigos.  El modo de preguntar, la forma de responder, el tono utilizado, el momento y muchos factores más, pueden condicionar la comunicación. Además, siempre es necesario desarrollar algunas actitudes que son expresión de amor y hacen posible el diálogo auténtico”. (Amoris Letitia no. 136)

“La lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas.  ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa! También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida” (Santiago 3: 5-6).

En ciertas situaciones, mejor callarse:

  • Cuando tengo que decir la última palabra
  • Cuando me entero de un chisme sonoro
  • Cuando me siento más lista que los demás
  • Cuando tu pareja se exprese, escúchela muy atentamente sin interrumpir su comunicación.
  • Esfuérzate por ponerte dentro de su piel y entiende su punto de vista (aunque no lo compartas)

Exprésale todo lo que te ha dicho a modo de espejo, dándole a entender que has entendido bien todo lo que te ha expresado

  • Ahora expresa tu punto de vista, sin tratar de demostrar que estás en la razón, ni mucho menos para demostrar tu superioridad moral o intelectual sobre tu pareja, sólo expones tu punto de vista con la humildad de la persona que entiende que no tiene la verdad absoluta.
  • A partir de aquí se establece un clima de expresión, entendimiento y empatía que es el adecuado para encontrar una solución consensuada entre ambos en el que ninguno de los dos gane ni pierda.

Como lograr buena comunicación entre padres e hijos

Los padres deben establecer como una de sus prioridades el lograr crear condiciones que les ayuden a comunicarse efectivamente con sus hijos. En ocasiones no se da importancia a la creación de un ambiente que propicie la comunicación franca y abierta, hasta que se presentan los momentos de crisis, o las épocas particularmente difíciles, como la preadolescencia o la adolescencia

Resultado de imagen para buena comunicacion con los hijosCuando los miembros de una familia aprenden a comunicarse identificando el: cómo, cuándo, dónde y en que tono hablarse; de tal forma que logran construir una relación positiva y sólida, están dando un paso vital, al crear condiciones para que todos los involucrados se sientan queridos, apoyados, tomados en cuenta y con posibilidades reales de ser mejores personas.  Es decir, que, al facilitar la construcción de una relación positiva y sólida, están totalmente enfocados a lograr que la familia cumpla con su misión

Recomendaciones útiles:

 * Contar con momentos especiales. Definir tiempos específicos, dedicados totalmente a “platicar en familia”

* Aprovechar oportunidades. Capitalizar situaciones como las charlas de sobremesa para dejar que los niños hablen, sin que los interrumpan ni los adultos, ni sus hermanos y dando oportunidad a todos.

* Enfoque total. Cuando un hijo de manera espontánea se acerca a hablar con alguno de sus padres, dejar lo que se está haciendo y hacer contacto visual con él para escucharlo atentamente, demostrándole que lo que tiene que decir es realmente importante para sus padres.

* Tiempos individuales. Propiciar ocasiones para estar a solas con cada hijo en particular, y en forma espontánea pedirle que platique algo que sea de su interés: su deporte favorito, sus amigos, la película que vio.