Home | Centinela del matrimonio y la familia | Buscando en la Biblia: El Bautismo (III)

Buscando en la Biblia: El Bautismo (III)

Imagen relacionada

5.- LA CIRCUNCISIÓN Y EL BAUTISMO

Colosenses 2,11-13: “En él también fuisteis circuncidados, con el despojamiento de la naturaleza pecaminosa, y no con una circuncisión hecha por las manos de los hombres, sino con la circuncisión hecha por Cristo, habiendo sido sepultados con él en el bautismo y se crió con él a través de su fe en el poder de Dios, que lo resucitó de entre los muertos. Vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con Cristo. Él nos perdonó todos nuestros pecados”.

 Israel era la iglesia antes de Cristo (Hechos 7,38, Romanos 9,4). La circuncisión, dada a 8 días de edad los varones, fue el sello del pacto que Dios hizo con Abraham, que se aplica también a nosotros (Gálatas 3, 14-29). Era una señal de arrepentimiento y el futuro de la fe (Romanos 4,11). Los bebés eran  parte de la alianza como los  adultos (Génesis 17,7; Deuteronomio 29,10-12, cf. Mateo 19,14). Del mismo modo, el bautismo es el sello de la Nueva Alianza en Cristo. Significa la purificación del pecado, así como la circuncisión hizo (Deuteronomio 10,16; 30,6; Jeremías 4,4; 9,25; Romanos 2,28; Filipenses 3,3). Los infantes son totalmente salvados por la gracia de Dios al igual que los adultos son, solamente, aparte de su consentimiento racional y deliberada. Sus padres actúan en su nombre.

Pablo en Colosenses 2,11-13 hace una conexión entre el bautismo y la circuncisión. Conforme a esto, entonces si la circuncisión incluía niños, ¿por qué el bautismo no? Siendo este mucho más grande y perfecto que la circuncisión pues es el bautismo  necesario para la Salvación (Tito 3,5; Juan 3,5)? Además el bautismo te hace miembro de la Iglesia como en su momento la circuncisión:

 Hch. 2,41: “Ellos recibieron la gracia y se bautizaron, siendo incorporados (a la Iglesia) aquel día unas tres mil almas”.

1 Cor. 12,13: “Todos nosotros hemos sido bautizados en un solo Espíritu, para constituir un solo Cuerpo”.

6.- LOS BEBES NACEN CON PECADO:

 He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre”. Salmo 51,5. Cita tomada de la Reina Valera que es la traducción protestante.

 Me gustaría ir al texto hebreo:

הֵן־בְּעָוֹ֥ון חֹולָ֑לְתִּי וּ֝בְחֵ֗טְא יֶֽחֱמַ֥תְנִי אִמִּֽי׃

En este pasaje tenemos dos palabras importantes: עָווֹן y חֵטְא( pecador).

 Las biblias católicas suelen traducirlo así:

“Mira que en culpa ya nací, pecador me concibió mi madre.” Salmo 51,7

 -El diccionario Brown-Driver-Briggs (Antiguo Testamento Hebreo-Inglés Lexicon) dice:  # 5771 עָוֹן ‘avon {aw-vone’} o עָווֹן `avown (2 R. 7:9, Salmo 51:5 [7]) {aw-vone ‘} de H5753 ; TWOT – 1577a; desde H5753 , perversidad, es decir, (moral) el mal: la culpa, iniquidad, malicia, el castigo (de iniquidad), el pecado.

Es usada como culpa o pecado varias veces en las Escrituras:

Isaías 53,6: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”.

Números 5,31: “El hombre será libre de iniquidad, y la mujer llevará su pecado.  

 Citas tomadas de la Reina Valera que es la traducción protestante.

Awón: proviene de un verbo que significa cometer una injusticia en sentido jurídico; el nombre indica una acción conscientemente contraria a la norma recta; por eso significa pecado (Sal 31,1; 51,7; Miq 7,19; Is 65,7), culpa, estado de culpa; por ejemplo, la culpa de los padres (Ex 20,5; 34,7); a veces designa las consecuencias de la culpa, la pena, el castigo (Gén 4,13; Is 5,18; Sal 40,13).

 Esto entonces en el Salmo se entiende así: David reconoce que “en culpa” ha nacido y que su madre le ha concebido “pecador”.

 Si David reconoce y acepta como un hecho de que ha nacido culpable y ha sido concebido pecador, no es tampoco porque sea su caso particular ya que no habría diferencia entre él y cualquier otro hombre en este sentido. David está más bien afirmando que él por ser miembro de la raza humana ha sido concebido y nacido culpable y pecador al igual que cada hombre sobre la tierra.

 Esto mismo enseñara San Pablo:

 “Pues del mismo modo que en Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo”. (1 Corintios 15,22)

 “Pero con el don no sucede como con el delito. Si por el delito de uno solo murieron todos ¡Cuánto más la gracia de Dios y el don otorgado por la gracia de un solo hombre Jesucristo, se han desbordado sobre todos!”. (Romanos 5,15).

 “En efecto, así como por la desobediencia de un solo hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno solo todos serán constituidos justos”. (Romanos 5,19).

En el pasaje de Romanos 5,19 vemos que la palabra utilizada en el texto griego para decir que todos fuimos constituidos pecadores es  “kathistemi”.  Esta palabra indica una acción impuesta sobre los hombres y no de una acción realizada por los hombres. Así primeramente los hombres son declarados “pecadores” por Dios más luego en Cristo son declarados “justos”.

Los hermanos separados que niegan la doctrina del pecado original argumentan que para que el hombre sea constituido pecador debe pecar primero, pero esto es incorrecto en el caso del pecado original ya que el pasaje de Romanos 5,19 puede verse como los hombres “fueron”(verbo en tiempo pasado) constituidos pecadores por Dios, lo cual incluye a todos los hombres que nacerían luego aún sin haber cometido este pecado, por lo que la declaración es lo que podría llamarse una declaración universal que incluye de allí (en el pasado) en adelante a todos los humanos que nacerían luego.

Por todo ello, los bebés nacen con un pecado, que si bien es cierto no es cometido, si es pecado contraído ( pecado original), es un estado en vez de un acto. El bautismo entonces serviría a los bebes para limpiar sus pecados:

 Hch. 2,38: “Bautizáos en el nombre de Jesucristo para remisión de vuestros pecados”.

 Hch. 22,16: “Ahora ¿qué te detiene? Levántate, bautízate y lava tus pecados invocando su nombre”.

 Ef. 5, 24-26: “Como Cristo amó a su Iglesia y se entregó por ella para santificarla, purificándola mediante le lavado del agua con la palabra, a fin de presentársela a sí gloriosa, sin mancha o arruga o cosa semejante, sino santa e intachable”.

7.-EL BAUTISMO ES NECESARIO PARA LA SALVACIÓN:

Quieran o no, es una verdad bíblica innegable de que el bautismo es necesario para salvarse:

Mc 16,15 – 16: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado se salvará, mas el que no creyere se condenará”.

 Jn 3,5: “Respondió Jesús: En verdad en verdad te digo que quien no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el Reino de los cielos”. 

 Tit 3,5: “No por las obras justas que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, nos salvó mediante el lavatorio de la regeneración y renovación del Espíritu Santo”.

1 Ped 3,20-21 : “…mientras se fabricaba el arca, en la cual, pocas personas, es decir ocho, fueron salvadas por agua. El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva, no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios por la resurrección de Jesucristo”. 

Frecuentemente los protestantes niegan esto, ya que ven el bautismo como un simple símbolo, sin embargo, el bautismo no es un simple símbolo. De un símbolo no se puede decir:

  • “El que creyere y fuere bautizado se salvará”

  • “…quien no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el Reino de los cielos. “

  • “…nos salvó mediante el lavatorio de la regeneración y renovación del Espíritu Santo.”

  • “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva,”

Por otro lado un simple símbolo no nos da una vida nueva:

 Rom 6,4: “Con Él hemos sido sepultados por el bautismo para participar de su muerte, para que como Él resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva”.

 Tit 3,5: “No por las obras justas que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, nos salvó mediante el lavatorio de la regeneración y renovación del Espíritu Santo.”

El bautismo tiene esos efectos por los méritos de Cristo, ya que el bautismo que fue instituido por Cristo, es muy diferente al que practicaba Juan y sus seguidores.

 “Los rociaré con agua pura, y ustedes quedarán purificados. Los purificaré de todas sus impurezas y de todos sus ídolos. Les daré un corazón nuevo y pondré en ustedes un espíritu nuevo: les arrancaré de su cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Infundiré mi espíritu en ustedes y haré que signa mis preceptos, y que observen y practiquen mis leyes”. Ezequiel 32,25-27

 Purificarles de todas las impurezas=Salvarles.

 “Pedro les respondió: «Conviértanse y háganse bautizar en el nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados, y así recibirán el don del Espíritu Santo”.  Hechos 2,38

Cristo murió una vez por nuestros pecados –siendo justo, padeció por la injusticia– para llevarnos a Dios. Entregado a la muerte en su carne, fue vivificado en el Espíritu. Y entonces fue a hacer su anuncio a los espíritus que estaban prisioneros, a los que se resistieron a creer cuando Dios esperaba pacientemente, en los días en que Noé construía el arca. En ella, unos pocos –ocho en total– se salvaron a través del agua. Todo esto es figura del bautismo, por el que ahora ustedes son salvados, el cual no consiste en la supresión de una mancha corporal, sino que es el compromiso con Dios de una conciencia pura, por la resurrección de Jesucristo”. 1Pe 3,18-21

 Debemos detenernos un momento en este texto:

El apóstol San Pedro dice: “Todo esto es figura del bautismo, por el que ahora ustedes son salvados” es decir según las Escrituras, somos salvados por el Bautismo. Esto es algo que los hermanos separados no pueden aceptar pues va contra su SOLA FIDES, ya que el aceptar que el Bautismo que les salva sería decir que no solamente se necesita la Fe sino algo más, y ese “solo” de Sola fides, carecería de sentido.

La expresión corresponde /es figura de, no significa que sea algo simbólico sino que realmente San Pedro esta haciendo una correspondencia entre el Bautismo de Cristo y los que se salvaron a través del agua, y es que el arca de Noé, se puede considerar una prefiguración del bautismo.

 “Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre”. Hechos 22,16

“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Romanos 6,3-4

 “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”. 1Cor 6,11

“El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.  Marcos 16,16

La condición es ser bautizado  y creer para ser salvo, obviamente aquella persona que aun siendo bautizada no crea, al estar negando a Dios se condena, pero la condena es porque no cumplió con las promesas del bautismo  y éstas son la de cumplir la voluntad de Dios y creer en Él y en su evangelio.

Por tanto si el bautismo salva, y si no se le administra a los bebes, sería excluirles de la salvación. Si vimos antes el bebé nace con culpa y no es bautizado, muere con esa culpa, y nada manchado entrará en el cielo (Apocalipsis 21,27).

Resultado de imagen para bautismo de niños en la iglesia catolica

Para leer la parte I: http://centineladelafe.com/buscando-en-la-biblia-el-bautismo-i/

Para leer la parte II: http://centineladelafe.com/buscando-en-la-biblia-el-bautismo-ii/

Para leer la parte IV: http://centineladelafe.com/buscando-en-la-biblia-el-bautismo-iv/