Home | Un invitado para Centinelas | 29 misioneros fueron asesinados en 2019

29 misioneros fueron asesinados en 2019

África lidera el triste ránking por segundo año consecutivo

Resultado de imagen para misioneros martirizados

Veintinueve misioneros fueron asesinados en todo el mundo en 2019, según Fides, el servicio de información de las Obras Misionales Pontificias del Vaticano. La mayoría de los asesinados eran sacerdotes.

Fides explica, en un artículo el 30 de diciembre, que usa la palabra “misionero” para referirse a cualquier católico bautizado que se dedica a la vida de la Iglesia. Dijo que los 29 que murieron de manera violenta el año pasado incluyen 18 sacerdotes, un diácono permanente, dos religiosos, dos religiosas y seis laicos.

“Usamos el término” misionero “para todos los bautizados, conscientes de que‘ en virtud de su bautismo, todos los miembros del pueblo de Dios se han convertido en discípulos misioneros. Todos los bautizados, sea cual sea su posición en la Iglesia o su nivel de instrucción en la fe, son agentes de evangelización ”, dijo Fides, citando a Evangelii Gaudium, la exhortación apostólica del Papa Francisco sobre la proclamación del Evangelio en el mundo de hoy.

“Como lo ha sido durante algún tiempo, la lista anual de Fides no solo busca a los misioneros ad gentes en sentido estricto, sino que trata de registrar a todos los bautizados comprometidos en la vida de la Iglesia que murieron de manera violenta, no solo ‘por odio a la fe’”.

Muchos misioneros perdieron la vida durante intentos de atracos y robos violentos “en contextos sociales empobrecidos y degradados, donde la violencia es la regla de la vida, la corrupción y los compromisos debilitaron o debilitaron la autoridad del Estado”. “Por lo tanto, estos asesinatos no son una expresión directa del odio a la fe, sino de una realidad de desestabilización social”.

“Las comunidades de sacerdotes y parroquias promueven la seguridad, la educación, los servicios de salud, los derechos humanos de los migrantes, las mujeres y los niños”, afirma en el informe el director del Centro Católico Multimedia (MCP), p. Omar Sotelo Aguilar, SSP.

La Iglesia local es, de hecho, “una realidad que ayuda a las personas, en competencia directa con el crimen organizado”, el cual sabe que eliminar a un sacerdote es mucho más que eliminar a una persona, porque desestabiliza a toda una comunidad. Así es como “se establece una cultura de terror y silencio, que es importante para el crecimiento de la corrupción y, por lo tanto, para permitir que los carteles trabajen libremente”.

Fides explicó que prefiere no usar el término “mártir”, a pesar de que significa alguien que da su vida como un “testigo” de la fe, porque el término podría perjudicar el juicio de la Iglesia, que eventualmente podría declarar un asesinato en particular como martirio.

El informe también señaló que era el segundo año consecutivo que África le daba a la Iglesia el mayor número de misioneros asesinados.

“Después de ocho años consecutivos en los que se registró el mayor número de misioneros asesinados en América (del Norte, Central y del Sur), desde 2018 es África quien ha tomado el primer lugar en esta trágica lista”, informó Fides. “En África en 2019, 12 sacerdotes fueron asesinados, un religioso, una religiosa y una mujer laica. En América fueron asesinados seis sacerdotes, un diácono permanente, un religioso, cuatro laicos. En Asia, una laica fue asesinada. En Europa, fue asesinada una monja”.

Sin embargo, parece haber una “globalización de la violencia”, dijo Fides. “Si bien en el pasado los misioneros asesinados se concentraban principalmente en una nación o en un área geográfica, en 2019 el fenómeno parece más generalizado y extendido”.

El informe señala que, quitando el año 1994, el genocidio de Ruanda, cuando murieron 248 misioneros católicos, “el año pasado se registró la segunda cifra más alta en tres décadas”. En 2018, el total fue de 40 y en 2017, 13.

Resultado de imagen para misioneros martirizados